lunes, 27 de septiembre de 2010

Consejos útiles en Egipto

La práctica del regateo es fundamental. En primer lugar, lo que nunca hay que hacer es prestar excesivo interés por algo que quieras comprar. A continuación, preguntar el precio. Lo habitual es que el vendedor marque un precio 4 o 5 superior al precio por el que está dispuesto a vender. Si sigues sin mostrar interés empezará a bajar el precio, y te pedirá que fijes tú uno. Cuanto más te demores en fijar un precio mejor.

Entre las cosas que se pueden comprar están:

- Papiros. Los papiros auténticos son caros. Los que se venden baratos son falsos, hechos de piel de plátano.

- Cartuchos. Colgante con el nombre escrito en jeroglífico.

- Esencias. Esencias de perfumes occidentales, algunos muy logrados. Los esencieros están hechos a mano, son muy bonitos y baratos.

- Camisetas. De algodón egipcio.

- Estatuas "de alabastro".

- Joyas. El precio de los metales preciosos es igual que en el resto del mundo, pero la mano de obra es mucho más barata, por lo que se pueden encontrar cosas muy bonitas a un precio asequible.

-Cachimbas. Son preciosas y valen 8 veces menos que en España si regateáis hasta la extenuación. Se venden junto con el tabaco de frutas o menta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada